Puntos Clave Para La Gala 6

30 preguntas interesantes de ged en linea

El estudio de los rasgos individuales de los niños exige el tiempo considerable y las observaciones sistemáticas. Con este objetivo el pedagogo tiene que conducir el diario, anotando en ello los rasgos de la conducta de los educandos, haciendo las generalizaciones periódicamente breves de los resultados de la observación.

Es necesario conceder la atención grande al estudio de la esfera sensual-emocional de los niños y a tiempo revelarlos, quien se distingue de la irritabilidad subida, reacciona es doloroso a las observaciones, no sabe apoyar los contactos benévolos con los compañeros. No esencial es el conocimiento del carácter de cada niño para tomarlo en consideración a la organización de la actividad colectiva, la distribución de los encargos públicos y la superación de las líneas negativas y las cualidades.

Las formas del trabajo pueden ser más diferente, son unas visitas a la familia y el niño, el día de puertas abiertas, las conversaciones, las consultas, las reuniones de padres, paternal. Pero la prioridad se queda detrás de la forma individual.

Fuerte, desequilibrado, que caracteriza por una fuerte excitación y un menos fuerte frenaje, corresponde al temperamento colérico. Para el niño del temperamento colérico característica es la excitación subida, la actividad,. Él se pone a todos los asuntos excitadamente. Sin conmensurar las fuerzas, él pierde a menudo el interés en el asunto comenzado, no lo lleva a término. Esto puede llevar a la ligereza, la insociabilidad. Por eso a tal niño es necesario reforzar los procesos del frenaje, y la actividad, que sale de los límites, conmutar a la actividad útil y según las posibilidades.

Fuerte, equilibrado, inerte, (corresponde al temperamento). Los niños – los hombres flemáticos son tranquilos, pacientes, el asunto sólido llevan a término, se refieren exactamente a los circunstantes. La falta del hombre flemático es su inercia, ello, él no puede en seguida concentrarse, dirigir la atención. En total tales niños no causan las diligencias.

Por la historia milenaria de la humanidad había dos ramas de la educación de la generación que crece: familiar y público. Cada uno estas ramas representa el instituto social de la educación, posee las posibilidades específicas en la formación de la persona del niño.

La familia posee las posibilidades objetivas para la inclusión del niño desde los primeros años la vida en los tipos diversos de la actividad (de costumbre, laboral, económico, educativo respecto a otros miembros de la familia y él mismo).

Sí, el trabajo de los educadores con las familias – el trabajo difícil, pero no. Es el factor integrante del trato especial de los niños, la ayuda individual, la prevención oportuna de las manifestaciones indeseables en el carácter del niño.

Claro, tales líneas, como las reserva, la cordura, son positivas, pero se puede enredarlos con la indiferencia, la apatía, la inmobilidad, la pereza. Es necesario muy con atención estudiar estos rasgos del niño en las situaciones distintas, en los tipos distintos de la actividad, no manifestar el apresuramiento en las conclusiones, comprobar y confrontar los resultados de las observaciones con las observaciones de los colegas y los miembros de la familia del niño.

La influencia de la familia es con frecuencia tan fuerte que es causada la impresión, como si el carácter de los padres pasa por completo a los niños por herencia. Indudablemente, el medio ambiente, en particular las condiciones de la vida cotidiana de casa, ejercen la influencia enorme en la formación de la persona del niño. Pero con todo el factor principal en el desarrollo multilateral de la persona es la educación. Por consiguiente, y en la familia el niño debe recibir la educación correcta.

Al recuento de los rasgos de edad del desarrollo de los niños el pedagogo se apoya en muchos aspectos en las pedagogías generalizadas dadas y la psicología de edad. En cuanto a las distinciones individuales y los rasgos de la educación de los niños separados, aquí a ello tener que confiar sólo en este material, que él recibe durante el estudio personal de los educandos.